Saltar al contenido

TANAISHA Y NAHIA

agosto 2, 2023

Ante un caso que la misma Policía acepta es uno sin precedentes, porque se trata de dos adolescentes menores de edad, el país ha reaccionado horrorizado con la confirmación de que las perjudicadas son personas de 15 y 13 años de edad.

Sus nombres eran Tanaisha Michelle De Jesús Curet y Nahia Paola Ramos López, respectivamente.

Dos niñas empezando a vivir que se escaparon de una casa entre la noche del lunes y la madrugada del martes, y cuyos cuerpos aparecieron T❙R0TEAD0S dentro de una guagua R0B₳D₳ en una playa de Piñones, en Loíza, Puerto Rico.

Confirmándose sus identidades en la tarde de ayer, miles de ciudadanos reaccionaron horrorizados, tristes y molestos por lo ocurrido, que también incluye a tres personas que les quitaron la vida en un pastizal del sector Martín González del barrio Campeche, en Carolina.

Todas las personas involucradas son de Arroyo, de acuerdo con las autoridades.

Aunque ayer el coronel Roberto Rivera Miranda, director de la Superintendencia Auxiliar en Investigaciones Criminales (SAIC), indicó que los eventos de Carolina y Loíza eran uno solo, todavía no se ha confirmado que sea una M₳S₳CR€ de cinco. Esa determinación se haría hoy en la mañana.

«Estamos podridos», reaccionó sorprendido un hombre de nombre Roberto Nava, en su cuenta de Twitter. De la misma forma, otra persona criticó que el bajo mundo ya no tenga ‘códigos’ a la hora de cometer CRÍM€NES .

«Esto me rompe el alma. ¿En serio esto es Puerto Rico? Yo pensaba que ser bandido era saber diferenciar entre abuso y algo buscado. Hoy día no hay códigos ni jod…., pura insectería».

Una mujer también reaccionó sorprendida con lo ocurrido: «Dios mio, esto me da tanto sentimiento. Que gente más basura. ¿Cómo le hacen eso a unas niñas?».

Otra usuaria de nombre Alejandra también confesó que «se me rompe el alma viendo esta noticia«.

Mientras, una mujer sugirió a los padres conversar con sus hijos sobre la realidad que vive Puerto Rico y el mundo antes de que éstos piensen que todo es como ellos lo creen.

«La juventud tienen todo accesible. Padres, hablen con sus hijos de la vida real. Es lindo que conserven su inocencia, pero el mundo real no es como ellos lo ven, ni como lo dicen las canciones. Una charla tiempo y una extendida de mano de confianza puede salvar a su hijo».

El evento de Carolina mencionado anteriormente se trató de un joven adulto cuyo cuerpo sin vida fue hallado en la madrugada del martes pasado junto a los cuerpos de otros dos adolescentes en el barrio Martín González, en Carolina.

Se dice que este adulto habría sonsacado a los menores, al igual que a las dos niñas que fueron halladas sin vida en Loíza, para que lo acompañaran en una guagua que había sido R0B₳D₳ en Ponce, indicaron las autoridades.

El adulto fue identificado como Erik Johan Batista Trinidad, de 27 años de edad y oriundo de Río Grande, quien tenía antecedentes por DR0G₳S y un expedientel de 2016 por Ley de ₳RM₳S. Según la Policía, Batista Trinidad llevaba algún tiempo viviendo en Arroyo.

Mientras, los dos adolescentes fueron identificados por familiares en el Instituto de Ciencias Forenses (ICF) como Iván Alfonso Rivera Morales, de 15 años, y Dartaneon Pablo Figueroa Navarro, de 18.

El ICF confirmó esta mañana que entrevistó a los familiares de los tres jóvenes. La agencia también informó que las autopsias de dos de ellos se realizarán hoy y la otra mañana.

Se presume que Batista Trinidad fue quien sonsacó a los menores para que lo acompañaran en la guagua Toyota Tacoma, color naranja, modelo del 2018, que había sido R0B₳D₳ en un carjacking a un comerciante en la urbanización Jardines del Caribe, en Ponce.

La compleja pesquisa procura conocer si Batista Trinidad pudo haber participado en el carjacking, pero según el testigo los asaltantes estaban enmascarados.

También se procura conocer si al salir de Arroyo en la madrugada del martes viajaron a Río Grande, y si fue en ese municipio que pudo haber tenido problemas con unos individuos.

La investigación apunta a que los tres buscaron a las adolescentes Nahia Paola Ramos López, de 13 años, y Tanaisha Michelle De Jesús Curet, de 15, en la comunidad Las 500, en el barrio Pitahaya, en Arroyo.

Las adolescentes fueron asesinadas en Piñones y sus cuerpos fueron hallados en el interior de la guagua Toyota Tacoma, que fue R0B₳D₳ en Ponce.

Las jóvenes fueron identificadas por familiares en el ICF el martes en la tarde.

A eso de las 8:18 a.m. del miércoles, comenzaron a llegar, por separado, los familiares de los menores a la sede del ICF, en San Juan.

Al llegar, se dirigieron al vestíbulo, donde se identificaron con el oficial de seguridad de turno, firmaron el registro de visitantes y esperaron a ser llamados para realizar el difícil proceso.

«Yo soy la madre de uno de ellos. Es lo que solamente les puedo decir. Tenía 15 años», expresó Idalis Morales, madre de Rivera Morales, a su salida de las instalaciones del ICF. «No es fácil, es lo único que puedo decir«, agregó a periodistas, con voz entrecortada, en medio de la tragedia que enfrenta.